fbpx

Cuando la reducción de gastos mata a la empresa

La semana pasada te conté como fue mi primera reunión de reducción de gastos. Hoy voy ir un poco mas lejos y veremos cuando la reducción de gastos mata a la empresa.

Durante los peores momentos de la crisis que empezó en 2008 era habitual ver en la televisión a gente dando la siguiente receta:

«La economía está enferma y está débil. A un paciente débil no se le puede recetar dieta.»

Pero eso era exactamente lo que pasaba en la economía de muchos países. El gasto de las familias y las empresas estaba en mínimos y las medidas que se estaban tomando hacia que estos gastos fueran menores todavía. Al final la crisis era cada vez mas profunda.

cuando la reduccion de gastos mata a la empresa

Solo el tiempo dirá si todas esas medidas fueron acertadas o no. Y en nuestro caso tampoco es excesivamente relevante.

Los gastos de una empresa

En el día de la empresa las cosas puedes ser diferentes. Aunque siempre hay ciertas similitudes.

Todas las empresas tienes unos gastos asociados. De hecho existen nombres diferentes para los diferentes tipos de gastos. Gastos fijos, gastos semifijos y gastos variables.

Independientemente que los gastos estén relacionados o no con la actividad todas las empresas tienen gastos.

Gastos en electricidad, gastos en personal, gastos en equipos, materias primas o de instalaciones. Por no hablar de los gastos en publicidad, promoción o como lo quieras llamar. Impuestos, etc.

Todo esto se puede reducir, se puede controlar o en algunos casos se pueden eliminar.

Pero son necesarios para el buen funcionamiento de la empresa

Que hacen las mejores empresas con los gastos

Las buenas empresas siempre están pensando en como reducir sus costes. Que pueden hacer para tener una mayor ventaja sobre la competencia.

Es decir, no están preocupadas de gastar menos sino en ser mas eficientes que la competencia.

Esto es un ejercicio muy sano y recomendable.

¿Que puedo hacer para gastar menos, para ser mas eficiente?

El problema es cuando no prestamos atención a cosas importantes.

reducción de gastos mata a la empresa - ydvz2s - Cuando la reducción de gastos mata a la empresa

Cuidado con reducir lo importante

Hay partidas que se pueden controlar y se deben monitorizar. Pero no siempre se pueden reducir.

En fácil apretar un poco más a clientes y proveedores.

Cobrar un poco mas, dar un poco menos a los clientes en muchos casos no tiene una repercusión en las ventas. Especialmente si tenemos una posición dominante. (también se posible subir un poco los precios sin que pase absolutamente nada, como nos lo explica este libro The 1% Windfall )

Pero a largo plazo esto siempre es peligroso. Los clientes se pueden cansar o puede aparecer un competidor que nos acabe sacando del mercado.

Con proveedores pasa lo mismo. Pero o tenemos una posición muy superior a nuestro proveedor o lo llevamos claro. Cuando el proveedor pueda se deshará de nosotros. O nosotros de el. Debido a que siempre dará el mejor servicio y mejores productos a sus otros clientes antes que a nosotros. Y empezaremos a tener problemas de todo tipo.

En el tema del personal, yo lo tengo muy claro. O contratas barato o contratas a los mejores.

Si tienes lo mas barato que puedes contratar debes poder tener un control muy bueno de tus procesos, estilo Mcdonalds o similar (con miles de restaurantes en el mundo con personal con poca experiencia y sus hamburguesas siguen saliendo por el mostrador y el dinero entrando en la caja. Evitar tener personal clave, tareas que solo sepa hacer una persona y poder contratar rápido.

Cuando puedes matar a la empresa con la reducción de gastos

Si haces el ejercicio de reducir gastos y empiezas a tocar partidas clave la empresa se va a resentir un poco. Es posible que tengas un sistema muy robusto y pueda asumir esta nueva situación.

Como cuando en vez de hacer los mantenimientos de los equipos cada año hacerlo cada 14 meses.

Pero si empezamos a dar vueltas de tuerca a la reducción de gastos la cosa puede cambiar.

El año pasado hiciste un plan para reducir gastos. Un plan que partía de otro plan del año anterior y este a vez del año antes. Al final la situación es un absurdo. Tus clientes ya hace tiempo que lo están notando. Y o has trasladado el precio a los clientes o estos se van a cansar de recibir cada vez un servicio peor.

Los ciclos económicos y la reducción de gastos

Queramos o no, al final los ciclos económicos existen. Hay fases en las que tenemos que estar lo mas resguardados posibles con los mínimos gastos.

Pero hay momentos que hay que salir al exterior.

Es como con las estaciones. En invierno, en época de crisis, es hora que ahorrar, quedarse en casa y hacer pocas aventuras. Pero en primavera es hora de invertir y expandirse.

Porque cuando venga el verano apenas tendremos frutos que recoger y cuando llegue el siguiente invierno nos moriremos de hambre.
Muchas empresas han dejado de invertir, mientras otras están como locas haciendo cosas para posicionarse para el siguiente verano. Cuando venga el siguiente otoño nos daremos cuenta que la competencia se ha quedado con nuestros clientes.

No mates a tu empresa reduciendo gastos

Controla los gastos de tu departamento o tu empresa. No permitas excesos ni derroches. Pero no te pases con los gastos y cuando sea el momento de invertir no lo dudes.

Invertir también se puede hacer de forma barata. Asegurando lo mas posible cada paso.

Yo cada día veo mas situaciones en donde con un gasto mínimo se puede conseguir aumentar los resultados de forma dramática. Y sin embargo al final veo cosas de lo mas absurdas. Ingeniería financiera para salir mejor en los informes, gastos estúpidos e inversiones que no se hacen. Y también empresas que paso a paso están ganando palmos de terreno a la competencia sin que esta se de cuenta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Aviso legal, privacidad, cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar