Análisis horizontal y análisis vertical

El análisis horizontal y análisis vertical son dos herramientas para analizar los estados financieros, como el balance o la cuenta de resultados, de una empresa.

En ambos casos se basan en calcular unos porcentajes y compararlos entre ellos.

lupa sobre una cartera con dinero

Aunque los porcentajes se calculan de forma diferente y el análisis es diferente. Horizontal y vertical indican la forma en que vamos revisando cada uno de los estados financieros.

Análisis horizontal

En el análisis horizontal debemos calcular los ratios entre 2 periodos consecutivos. Normalmente el último año (año 0) de los que tenemos datos y el año anterior (año -1). Ejemplo el beneficio neto este año ha sido 105 y el año anterior fue 100. Por tanto el ratio es un +5%. Si hace 2 años (año -2) el beneficio fue 90, el ratio (año-1/año-2) es un +11%.

En el análisis comparamos como han variado los ratios (en horizontal). En el ejemplo anterior claramente hemos empeorado de aumentar los beneficios un 11% a solo aumentar un 5%.

Hacer el análisis anterior y llegar automáticamente a esas conclusiones es un tremendo error. Hay que analizar un poco más los datos en profundidad. En este caso hemos mirado solo el beneficio. Peto tenemos que ver cada partida de los ingresos, los gastos (esto en el caso de la cuenta de resultados) y las variaciones en el patrimonio, el activo y el pasivo.

También hay que poner la organización en su contexto. En el ejemplo anterior podría ser que el beneficio procediese de la venta de activo o de parte del patrimonio. O una situación extraordinaria como un gran contrato que consiguiese.

Análisis Vertical

En el análisis debemos calcular los ratios de forma diferente. En el del balance se calculan tomando como base el valor del activo total. Es decir el activo total es el 100%. El activo no corriente puede ser, imaginemos el 50% y el corriente el otro 50%. A su vez este está compuesto entre un 25% tesorería, 20 % clientes y 5% existencias.

En el caso de la cuenta de pérdidas y ganancias se calcula cada cuenta en relación a las ventas totales. Como por ejemplo los costes de mercancías son el 70% de las ventas. Etc.

El propio análisis vertical

El análisis vertical se puede hacer de 2 formas:

Análisis interno: en el cual se determina como van variando los porcentajes con los años especialmente los 2 últimos ejercicios. Datos como que el porcentaje de gastos en relación a las ventas es menor o que el ratio pasivo corriente/ventas es menor indican que la empresa va en la buena dirección.

Todos estos datos hay que tomarnos en su conjunto y teniendo en cuenta la realidad de la empresa. También indicar que para cada uno de estos ratios hay un valor “optimo” y unos valores “no recomendados”.

Análisis externo: En el análisis externo los ratios se comparan entre diferentes empresas del mismo sector. Es importante recordar que cada sector es diferente y cada empresa también. Existen sectores en donde reciben muy rápido los ingresos y pagan muy tarde los gastos. Y sectores en donde pasa exactamente lo contrario. Los ejemplos típicos son la distribución (hipermercados) y la construcción civil.

Si quieres recibir más píldoras informativas en tu correo suscríbete a mi lista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Aviso legal, privacidad, cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar